Skip to content
Viajero M

Subiendo el Volcán de Toluca por el lado equiocado

Viajeros M Nevado de Toluca

EL Volcan de Toluca es un de los volcanes famosos de México porque es uno de los pocos lugares donde se puede apreciar nieve en el país y cuenta con 2 lagunas en sus cráteres.

En esta bitácora te contaré sobre la vez que nos perdimos en el intento de ascenso en el volcán de toluca, si tu quieres subirlo revisa nuestra guía del Nevado de Toluca

Sólo hay 2 caminos para llegar al Volcán de Toluca, nosotros tomamos el equivocado

21/12/18

Si nos sigues en youtube ya sabrás qué fue lo que nos sucedió cuando fuimos al volcán de toluca, si no lo has visto, te recomiendo que lo hagas, te dará una buena idea de cómo es subir este famoso volcán.

¡Esto te puede interesar!
Puedes subir el nevado de Toluca con esta excursión Excursión al Nevado

De cualquier manera te platico la aventura:Salimos desde temprano para visitar el famoso Nevado de Toluca; hace algunos años yo descubrí que llevar una de tus bebidas favoritas (sin alcohol) a una excursión de este tipo es increíble, tomarla justo después de llegar a la cima o después de terminar ese recorrido que tanto te exigió te genera una sensación de satisfacción que me cuesta trabajo describir.

Así que pasamos a la tienda más cercana para hacernos de provisiones y a continuación empezamos nuestro trayecto. Las vistas que ofrece el camino se vuelven cada vez más agradables mientras uno se va acercando al volcán. No tuvimos ningún problema hasta que nos equivocamos en una salida apenas cruzando la ciudad de Toluca. A partir de ese momento empezarían 2 horas de suspenso y angustia de las que casi no mostramos en el video por nuestro estado de preocupación.

“Aquí a la derecha”. Danny me mostraba una dirección de un camino de terracería con muchos hoyos y por el que apenas se podía transitar. El GPS mostraba otra opción de ruta; sin embargo, decidimos tomar la que teníamos enfrente porque creímos que la terrecería sólo sería un tramito. ¡Estábamos muy equivocados!

Durante 2 horas esquivamos hoyos y piedras tan picudas que parecían trampas, apenas y logramos subir ciertas partes del camino donde la inclinación parecía imposible. El carro se patinaba en ciertos momentos con pedazos de lodo que se hacían debido a la humedad y temperatura del Volcán de Toluca.

El Gps sólo nos decía 6 kilometros más y después 6 kilometros más. Hubo un momento en el que Danny no me quiso decir cuánto tiempo faltaba para llegar al cráter, el tiempo que nos daba el gps combinados con el camino que cruzábamos daba miedo.

Lo único que nos ayudó a bajar el estrés fue el carro blanco que venía atrás de nosotros.

Cuándo por fin llegamos nos dimos cuenta que estábamos en la parte equivocada, había un sendero por el que podíamos pasar el carro pero era tan angosto que cualquier error podría ocasionar un grave accidente. Por un momento nos rendimos y decidimos regresarnos, la aventura se había terminado ahí.

Estábamos empezando nuestro regreso cuando nos cruzamos con el coche blanco que había venido atrás de nosotros todo el tiempo.

-Oigan ¿qué creen?, no hay paso y la subida para el Volcán queda lejos, no creo que haya tiempo suficiente para llegar a las lagunas- le dije al que parecía ser el padre de familia.- ¿En serio? un amigo me dijo que de aquí era como 1 hora caminando, nosotros vamos a dejar el carro aquí y pues trataremos de llegar- me respondió.

Danny y yo nos volteamos a ver, lo pensamos durante un par de segundos y decidimos hacer lo mismo. El día se había salvado.

¡Si quieres llegar a la cima!
Puedes hacerlo con este recorrido Excursión a la cima

Como nos dijo el señor, hicimos alrededor de 1 hora para llegar a la cima, subir requiere de cierto esfuerzo así que nos lo tomamos con calma.

Cuándo por fin llegamos a una de las lagunas, Danny se quedó contemplando el agua mientras yo disfrutaba mi deliciosa bebida que había resguardado hasta que fuera el momento indicado.

-¡Quiero nadar!- me gritó desde la orilla del lago. Casi escupo mi sagrada bebida de mango. Debo de admitir que nadar debe ser interesante, pero no íbamos preparados para el frío.

Me dí cuenta, después de un rato, que realmente estaba pensando de que manera se podía meter al agua. Afortunadamente no le encontró solución y desistió de la idea.

Disfrutamos nuestro tiempo en una de las lagunas del Volcán de Toluca y cuándo fue necesario empezamos nuestro regreso.

El regreso fue mucho más tranquilo que la llegada y cuándo por fin dimos con una calle pavimentada festejamos y celebramos la aventura del día.

Si te interesa subir el Nevado, te recomiendo revisar la guía que hicimos: Cómo subir el nevado de Toluca