Saltar al contenido
Viajero M

Danny se cayó y tal vez se rompió algo

Danny se cayo

9 de Septiembre de 2019

Hoy es el día en que nos movemos de Morelos a Puebla Por alguna razón decidimos caminar desde el lugar en el que nos hospedamos hasta la terminal de autobuses.

Para que vean más claro el panorama, les cuento: La distancia era bastante, nos tardaríamos alrededor de 30 a 35 minutos caminando con 4 mochilas que pesan bastante.

Bueno, pues después de desayunar empezamos nuestro camino.

No pasaron ni 10 minutos de caminar cuando derrpente volteé y vi como Danny resbalaba con el moho de una roca y todo el peso de la mochila la azotaba contra el suelo.

Al ver el golpe sólo pude pensar que tal vez ya no se movería de ahí. Realmemte sentí que tal vez se había roto y mi mente empezó a trabajar a mil por hora mientras le preguntaba cómo estaba.

No entiendo porqué Danny se empieza a reír cuando se lastima. Es su forma de lidiar con el dolor supongo, pero en esta ocasión me molestó un poco porque su risa no me permitía valorar el daño del golpe. Después de pocos segundos, la risa paró y las expresiones de dolor se hicieron presentes junto con un poco de llanto.

Pude darme cuenta que tal vez esto era más que un simple golpe.

Después de un poco de reposo y de evaluar que podía seguir caminando retomamos nuestro camino. A pesar de ofrecerle varias veces mi ayuda, Danny se negó y valientemente siguió hasta la terminal. De vez en vez le preguntaba cómo seguía, cuánto le dolía, etc. Esto solo para tratar de descifrar si había sido más que un golpe; no obstante, no tengo conocimientos médicos y me resultaba imposible dar con alguna pista.

Subimos al autobús y Danny no se podía recargar normal, le dolía. Ahí mi angustia empezó a aumentar, necesitaba saber de alguna forma las probabilidades de que fuera un golpe o algo más serio así que le hablé a la persona que consideré podría decirme de forma calmada y sin alterarse algún tipo de consejo de acuerdo a su experiencia: mi madre.

Ahora me doy cuenta que a veces uno cree que por vivir lejos de los padres va a necesitarlos menos y no podría estar más equivocado, es cuando más los necesita uno.

Así que mi madre con algo de experiencia médica por el padre doctor que tuvo, se mantuvo en calma todo el tiempo y me dijo en hechos como estaba la cosa «si fuera algo muy grave, no se podría mover» «si le sigue doliendo mañana y quieren asegurarse de que no sea fractura o fisura, entonces van por unas radiografías y un radiólogo para que interprete y listo» «Ya por último, si es necesario van por el ortopedista y él evaluará». «Por lo que me platicas yo siento que es contractura o esguince máximo».

Todo esto me hizo sentir más tranquilo, porque pude determinar que no era algo muy grave.» El peor escenario era una fisura que no requería atención médica instantánea».

El viaje iba a ser incómodo para Danny; iba a ser doloroso, pero no había una situación de emergencia y eso me hacía sentir más relajado.